Un puesto de elección que toma relevancia en los próximos comicios

Irma Rodríguez Reyes
[email protected]

En medio del misterio que rodea a los partidos políticos, mientras deciden quién ocupará el espacio de candidato a vicepresidente, las opiniones y reacciones sobre el perfil que debe tener este cargo empiezan a relucir.

Para el exlegislador y analista Mario Rognoni esta figura debe ser una fuerza adicional para lograr votos. “Normalmente complementa al candidato”, manifestó.

Aunque Rognoni opina que la figura del vicepresidente como compañero de postulación de los candidatos a presidente debe ayudar a consolidar votos para ganar, la exprocuradora Ana Matilde Gómez piensa en un perfil más amplio que trascienda al proceso electoral.

Explicó que la importancia del cargo radica en que la persona escogida para la vicepresidencia debe tener la capacidad y  trayectoria para ocupar la presidencia en cualquier momento.

“Es preferible desde mi punto de vista, una persona que conozca la gestión pública y  que tenga un profundo compromiso con los valores democráticos” explicó Gómez.

La también precandidata a diputada por la vía independiente cree que un vicepresidente no es una figura ni cosmética, ni solo electorera .
“El vicepresidente es un segundo al mando, implica un balance en el ejercicio del poder” puntualizó.