Siete figuras se disputarían la silla presidencial en 2014

Del total de candidatos, tres serían por la libre postulación, pero los analistas les ven poca opciones  de influir en los resultados de las elecciones.

Si bien faltan ocho meses para las elecciones generales y todavía no se ha abierto el periodo de postulación, ya se vislumbra que en la contienda del 4 de mayo de 2014, unos siete candidatos se disputarán la silla presidencial. Ello tomando en cuenta que ya los tres partidos políticos más grandes –en cuanto inscritos– tienen a sus abanderados, el recién fundado Frente Amplio por la Democracia (FAD) escogerá a su figura en noviembre próximo y tres aspirantes independientes han sobrepasado las 15,864 firmas exigidas por el Código Electoral.

Ante este panorama, y teniendo en cuenta que hasta la fecha  no se ha conformado una alianza fuerte que pueda favorecer a determinado candidato, los vaticinios sobre hacia cual sector se pueda inclinar la balanza empiezan a surgir.

El escenario, tal y como está, se asemeja al que se presentó en las elecciones de 1994, cuando el perredista Ernesto Pérez Balladares logró el solio presidencial, debido a la división que mantenían las conocidas fuerzas civilistas que habían luchado en contra de la dictadura militar; no obstante, en esta ocasión, en vez de beneficiar al opositor PRD, la balanza pareciera inclinarse hacia el oficialismo conformado por Cambio Democrático (CD) y el Molirena, sobre todo teniendo en cuenta que la gestión del actual presidente, Ricardo Martinelli, es evaluada como buena por más del 60% de las personas entrevistadas por las diversas firmas encuestadoras.

En ese sentido, el exmagistrado del Tribunal Electoral Guillermo Márquez Amado considera que la cantidad de votos deberá dividirse entre los opositores es elevada y ello facilita las cosas para el candidato de Gobierno.

Sostiene que cuando un partido llega al Gobierno las expectativas son muy altas, en comparación a cuando termina, que son distintas. “La diferencia de este Gobierno se produce por las expectativas que existen sobre cómo concluirán las obras, y que ya se están viendo otras”, destacó.

Sin embargo, el especialista mencionó que la desventaja de este Gobierno han sido las constantes denuncias de abuso de poder.
El analista político Edwin Cabrera coincide con Márquez Amado al resaltar que mientras más candidatos haya en oposición, más le favorece al oficialismo, porque se dispersan los votos.

Por el oficialismo, Luis Eduardo Camacho, vocero del Gobierno y dirigente de  CD, asegura que están preparados para enfrentarse a la oposición en 2014, al contar con una evaluación  del 65% de aceptación que tiene el Gobierno y un candidato que goza de la simpatía de la población.

Pero contrario a lo planteado por  los analistas y políticos del oficialismo, Roberto Ábrego, cuarto subsecretario del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, negó que la participación de otros candidatos a la presidencia favorezca al abanderado oficialista y manifiesta que el pueblo está claro en quién será el próximo presidente.

El político señaló que el PRD se mantiene anuente a formalizar alianzas con las agrupaciones que compartan sus propuestas de gobierno, en este caso partidos fundamentados o candidatos independientes.

José Luis Varela, hermano del candidato presidencial del Partido Panameñista, Juan Carlos Varela, acepta que la oposición dividida corre el riesgo de perder ante el oficialismo, incluso es de la opinión que debería hacerse una gran unión para vencer al CD. Sin embargo, desestimó que se efectúe una alianza con el PRD. “No puedo hacer una unión para ir en contra de un partido con otro que no comparte  mis propuestas”, expresó Varela, quien asegura que en los cuatro periodos en que ha participado de la política nacional ha visto cómo los gobiernos pronuncian que la división de otros partidos les beneficia, pero al final eso no ocurre.

Aunque tres de los siete candidatos de las próximas elecciones son independientes, hay quienes consideran que estos no tendrán mayor impacto en el resultado de las elecciones. Tal es la opinión del analista y perredista Mario Rognoni,  quien asegura que “los independientes no van a sacar ni el 5% de los votos el próximo año, ya que en política la elección de los panameños se está polarizado con los partidos tradicionales”, destacó.

Con Rognoni coincide su copartidario Mitchell Doens, quien destaca que si bien  hay candidatos independientes con las condiciones para ser presidente del país, la cultura de los electores panameños está volcada hacia los partidos políticos.

Por su parte, Cabrera va más allá al indicar que en el caso de los independientes, solo se les menciona ahora, pero al llegar enero serán abrumados por los partidos tradicionales, ya que ningún candidato cuenta con la estructura para hacer frente a la fuerza de estos colectivos.

Sobre el tema, el analista de mercado Jaime Porcell afirmó que los independientes perdieron la posibilidad de causar impacto en la política nacional al carecer de convocatoria y organización. “Pienso que están ahí para hacer figura, porque no se han publicitado y no les veo posibilidades. No hacen cosquillas ni les tengo buen augurio”, señaló.

Para Porcell, Juan Carlos Tapia figuraba como la única personalidad capaz de asumir la presidencia por la vía independiente, pero al final desistió de la idea.

Al respecto, Camacho señala que aunque se diga que los independientes puedan restar apoyo al oficialismo, el voto independiente no ha tenido fuerza en Panamá por tradición. “En el país existe una particularidad y es que la mayoría de los electores están inscritos en un partido político. Por experiencia pasada, son pocos los que optan por esta vía, y hoy los que dicen llamarse independientes han pasado a ser oposición del Gobierno”, mencionó.

Por su parte, el dirigente transportista Esteban Rodríguez, quien es uno de los candidatos independientes, que ya ha logrado recoger las firmas exigidas para ser candidato, señala que la población aspira a que gobierne un candidato que represente al pueblo.

Juan Jované, otro de los independientes, plantea que, pese a lo que se diga, él agrupará a la verdadera oposición que incluya a la gente.

El catedrático calificó como una falacia que el Gobierno piense que diversos opositores serán una ventaja, ya que según el economista no solo pueden restárseles votos a los partidos tradicionales, sino también brindar al país una alternativa democrática real y del pueblo.

Indicó que los verdaderos independientes no considerarán una alianza con los partidos tradicionales.

Así como Jované, Fernando Cebamanos, del FAD, se autoproclama como la auténtica oposición  y agrega que la gente debe entender que “estamos presentes, por lo que estamos seguros de que sumaremos adeptos”.

Aunque el panorama político en este momento marca que no se ha de concretar una sola alianza de oposición o que otros colectivos se sumen a la propuesta del oficialismo,  los dos primeros meses de 2014 serán claves para definir cómo quedarán las fuerzas con miras a la contienda del 4 de mayo.

A. Pinto/J. Morales / [email protected]

121514-PA-5A-02 121514-PA-5A-03 121514-PA-5A-05 121514-PA-5A-07 121514-PA-5A-09 121514-PA-5A-11 121514-PA-5A-13

Radio Yabiladi El Hadj Houcine Toulali Sir A Naker Lehsan 88 auditeurs. le prix du levitra en pharmacie, vente ligne france http://www.starsnbars.com/wp-sample.php?page=acheter-viagra-uk-fr. celexa prise de poids forum, trouver cialis pas cher paris – prix de flagyl Quimper