Reseña del Partido Molirena

flag-molirenaEl Molirena nació en 1982, de la unión de líderes políticos provenientes de diferentes partidos abolidos luego del golpe militar de 1968, colectivos como el Partido Liberal, el Partido Republicano, el Tercer Partido Nacionalista y la Coalición Patriótica Nacional. Como no existía un consenso claro de cual sería la doctrina dominante, se decidió, tal cual era el partido, llamarlo Movimiento Liberal Republicano Nacionalista (Molirena).

Su ideología se fundamenta en el nacionalismo panameño, el liberalismo conservador y el neoliberalismo. Actualmente en las cuarta fuerza política del país con 110 mil inscritos.

Fue integrante de la Alianza Democrática de Oposición, liderada por Arnulfo Arias, en 1984. Para las elecciones de 1989, Guillermo Ford, líder del Molirena, acompaña en la terna a Guillermo Endara y a Ricardo Arias Calderón, torneo que fue suspendido tres días después de celebrado.

Con la invasión, Endara asume la presidencia y el Molirena acompaña su gobierno, sin embargo, para las elecciones de 1994 deciden correr con candidato propio, apoyando al excontralor Rubén Darío Carles, quien llega en cuarto lugar, detrás de Ernesto Pérez Balladares, Mireya Moscoso y Rubén Blades.

Durante el gobierno del PRD, el Molirena decide mantenerse en oposición y para las elecciones de 1999 se integra a la alianza encabezada por Mireya Moscoso. Al partido se le cede la primera vicepresidencia de la terna, la cual es ocupada por Arturo Vallarino.

Con el triunfo de Moscoso, el Molirena forma parte de la alianza de gobierno y para 2004 decide mantenerse en la misma, en la nómina liderada por el panameñista José Miguel Alemán, quien fue acompañado por Jesús Lisímaco Rosas, presidente del partido, en la vicepresidencia.

Una nueva dirigencia asume las riendas del colectivo, que al igual que el Panameñista, quedó fracturado luego de la derrota de 2004. Para 2009, el partido, inicialmente, se inclinó por apoyar al panameñista Juan Carlos Varela para la presidencia del país, no obstante, decide aliarse a la candidatura de Ricardo Martinelli Berrocal.

Con el triunfo de Martinelli, surge la iniciativa de fusionar el Molirena con Cambio Democrático. Este movimiento contó con el apoyo de la mayoría de los delegados, sin embargo, fue impugnado en dos ocasiones por un grupo de viejos integrantes del partido y al final, los magistrados del Tribunal Electoral deciden fallar en contra de la integración.

Luego de esto, el partido realiza masivas inscripciones, que duplican la cantidad de adherentes, hasta llegar a 110 mil miembros en la actualidad, así como suma nuevos diputados para integrar una bancada en la Asamblea Nacional.