Policía Municipal para combatir inseguridad

 

Lucy Garcés
[email protected]

Desde el 1 de enero de 2014, el distrito de La Chorrera se convirtió en la capital de la décima provincia. Pero, más allá de ostentar el título honorífico de la tierra del chicheme y del bollo preña’o, de la piña y de la cumbia, la población exige que se atiendan problemas como el transporte, la basura, el suministro de agua y un nuevo flagelo que toca sus puertas: la inseguridad.

_MG_2826Los chorreranos aún no se reponen del asesinato de los cinco jóvenes de ascendencia china, el cual marcó un antes y un después en la forma de convivir de estos residentes del sector oeste.

Según datos de la Policía Nacional, la cifra de homicidios aumentó en 2013 con respecto al año anterior al pasar de 30 a 44.

Aunque los robos y hurtos han tenido una leve disminución. El fenómeno está vinculado de cierta forma a pandillas, que no operan en el lugar, pero que sí lo utilizan como escondite.

“Nosotros no tenemos bandas en sí, lo que sí se da es que los miembros de la bandas en Panamá se esconden en La Chorrera, y estos son perseguidos hasta aquí. Pero bandas no tenemos, la gente acá es muy sana”, explicó el jefe de la décima zona policial de Panamá Oeste, Domingo Espitía.

A raíz de esto, la Policía Nacional ha incrementado las rondas policiales, de acuerdo con Espitía.

El área está muy vulnerable a la delincuencia, según cifras que maneja el Centro de Orientación y Atención Integral del Ministerio de Desarrollo Social. Solo en diciembre de 2013 se atendieron cinco casos vinculados a las adicciones y 56 de menores en riesgo social (no asisten a la escuela, deserción escolar, deambular a deshoras, se dedica a la vagancia, consumo de bebidas alcohólicas y otro tipo de drogas y toque de queda, entre otras).

El presidente del Club de Leones de La Chorrera, Celso Zamora, considera que la falta de rondas policiales ha contribuido a que  prolifere la inseguridad en esa  área del sector oeste.

Zamora asegura que, a pesar de que existen programas de resocialización para jóvenes pandilleros, muchos de ellos no ponen de su parte o simplemente no quieren reintegrarse
a la sociedad.

Propuesta

Lilia de Guerra – Cambio Democrático

La candidata está enfocada en la implementación de un programa de prevención, con el que busca alejar a los niños y jóvenes -que son los más vulnerables- de la delincuencia. Dicho programa tiene componentes deportivos, capacitación técnica y orientación familiar, ya que lo que se busca no es castigar, sino brindar oportunidades que permitan reintregarlos a la sociedad. Además,   propone la creación de una policía municipal que en conjunto con la Policía Nacional brinde mayor seguridad.

_MG_2857Edwin Cárdenas – Partido Popular

Una de las formas con la que busca hacerle frente a la delincuencia es impulsando ligas deportivas en los corregimientos, para así tener control y la posibilidad de que por medio del deporte los jóvenes no tengan el interés de ocupar su tiempo libre en hechos delictivos. Igualmente, gestionará la creación de subestaciones de policía en las  áreas y corregimientos de alto nivel delictivo.

Tomás Velásquez – PRD

Entre sus propuestas para combatir la delincuencia también figura la creación de una policía municipal, cuyo personal estaría distribuido en los diferentes puntos de La Chorrera, de forma que brinden directamente seguridad a los residentes. “Estableceré cámaras de vigilancia en calles y avenidas, fortaleceré el programa de Vecinos Vigilantes y crearé una organización contra el delito”, dijo.

Raúl Ossa – Independiente

Ossa tiene otro punto de vista respecto a cómo disminuir la delincuencia y lo que busca no necesariamente es crear agentes policiales dentro del Municipio porque, según él, ya existen suficientes, lo que quiere hacer es colaborar con la Policía Nacional en los programas de docencia a los jóvenes y niños sobre temas de prevención del delitos, las pandillas y las drogas. Trataremos de vincular a la juventud con los policías y que sean ellos los que den las charlas, explicó.

Descargar pdf