Moscoso no hace caso a declaración en su contra hecha por panameñistas

Virgilio De León
vdeleon@epasa.com
La expresidenta de la República, Mireya Moscoso, restó importancia al comunicado de la dirigencia del partido en la provincia de Veraguas en el que la  declaran persona no grata.

Moscoso y el defensor de los panameñistas, Arnulfo Arias Olivares, fueron declarados el sábado personas no gratas por el Directorio Provincial del Panameñismo en la provincia de Veraguas, debido a sus acercamientos con el oficialismo.

Un día después, en esta misma provincia, Arias Olivares acompañó al candidato presidencial de Cambio Democrático (CD), José Domingo Arias, y  al dirigente perredista  Juan “Juanchin” Poveda, quien se cambió a las filas del CD.

La expresidenta manifestó que tiene información de miembros del partido que no estuvieron de acuerdo con lo que hizo el directorio de Veraguas, por lo que no “hace caso a esto”.

Así como Moscoso acepta que a lo interno del panameñismo hay una división marcada, analistas corroboraron que acciones como estas contribuyen a profundizar dichas diferencias.

Para  Mario Rognoni, el panorama del Partido Panameñista se observa dividido de cara a las elecciones del próximo año.

Por su parte, el comentarista Edwin Cabrera  señaló que se nota una facción del partido que no está de acuerdo con Juan Carlos Varela. Añadió que  aunque no se puede hablar de una división como tal, se debe resaltar la influencia que tienen  figuras como la expresidenta de la República.

El abogado constitucionalista, Ernesto Cedeño, explicó que en caso de  concretarse una alianza entre el Partido Revolucionario Democrático (PRD) y el panameñismo, la división en este último colectivo ocasionaría que los disidentes apoyaran la candidatura de José Domingo Arias.
Respecto a este tema, el candidato presidencial del panameñismo, Juan Carlos Varela, manifestó ayer que respeta  la decisión de Moscoso de apoyar al CD.

Rognoni ve difícil que se concrete una alianza presidencial en la oposición, sin embargo, observa como viable una alianza parcial en candidaturas a diputaciones.