Llegar a 600 delegados en mayo, se propone Fernández

Lucy Garcés
[email protected]

Está dicho que miles serán los que trabajarán para el Tribunal Electoral (TE)  en estas próximas elecciones; sin embargo, hay una figura que la mayoría de las veces pasa desapercibida. Se trata del delegado electoral.

Fausto Fernández,  presidente del Cuerpo de Delegados del Tribunal Electoral, señala que este colaborador  debe tener la vocación de servicio y, pese a lo que muchos piensan, el trabajo de este personal electoral es voluntario y sin remuneración.

Fernández, que es presidente de los “guardianes de la democracia” desde el año 1996, señaló que uno de sus orgullos más grande “es saber que cada vez que termina una elección, nadie objeta los resultados”.

A nivel nacional, ¿de cuántos delegados estamos hablando?
Ahorita tenemos 560 delegados, nuestro objetivo es alcanzar los 600 para el 4 de mayo.

¿Tenemos suficientes delegados para esta contienda electoral?
Suficiente sería tener una cantidad  para  cubrir por lo menos los centros de votación,  lo que conllevaría 4,000 delegados por lo menos; sin embargo, no los tenemos por el momento. Actualmente, la mayoría de los delegados con los que trabajamos tienen muchos años con nosotros, de 10 años o un poquito más de laborar con nosotros.

¿Cuántas personas atendieron al llamado que se hizo para ser delegado?
Cerca de 60 delegados nuevos se han anexado. Hemos logrado que se inscriban como delegado, pese a que no hemos tenido una campaña fuerte para reclutar. Mucha gente confunde delegados con jurados de mesa, porque la gente dice solo quiere laborar para las elecciones, pero los delegados no solo trabajan en  las elecciones, sino  durante todo el año, preparando los eventos internos  de partidos políticos.
Nosotros, no importa cuántos seamos,  tratamos de manejar todos los centros de votación, aunque la realidad es que no podemos acceder a todos porque hay instalados en  áreas de difícil acceso y no son lugares en donde haya conflictos políticos entre sus habitantes.

¿Cuál es la cualidad más importante que debe tener un delegado electoral?
Yo diría que tener la vocación de servir, para mí es lo más importante.  También, que  sea una persona con  mucho control y  un facilitador, un mediador diría yo, que sepa negociar y que sepa llegar a una solución del conflicto para que todo siga como está dispuesto.

 ¿Cómo se capacita un delegado?
Por medio de acuerdos que tiene el Tribunal Electoral con la Procuraduría, hemos estado recibiendo seminarios de mediación y resolución de conflictos, sobre todo a nivel comunal. También, hemos dado seminarios a nivel nacional, sobre los delitos electorales, las funciones de la fiscalía, la función del TE y la función de nosotros, el día de las elecciones.

 ¿Qué tan importante es la figura de un delegado en las  elecciones de mayo?
Los delegados representan una garantía y una paz hacia los ciudadanos. En muchos lugares, cuando surge un conflicto, lo primero que hacen los residentes es buscar a un delegado para que trate de resolver el conflicto. Muchos partidos políticos no hacen actividades si nosotros no estamos presentes; ellos quieren que nosotros estemos allí porque eso les brinda seguridad y garantía de que todo transcurrirá con claridad.

¿Cómo estarían distribuidos los delegados en esta elección?
Cada área donde hay una regional del TE,  tiene un equipo de trabajo.  Ellos evalúan  cuáles son los lugares de conflictos  y vamos asignando así al personal en cada centro de las provincias. Hay áreas del interior que son muy pequeñas, y se les asignan un par de delegados que se dan la vuelta, porque no podemos poner un delegado asignado a ese centro porque es una sola mesa.