Contradicciones del excontralor sobre la figura de Gerardo Solís

Antonio Pérez
[email protected]

En noviembre de 2009, cuando Gerardo Solís anunció que aspiraba a magistrado de la Corte Suprema de Justicia, surgieron acusaciones sobre supuestos actos de corrupción y falta a la ética profesional cometidos por el hoy candidato a la vicepresidencia por el Partido Revolucionario Democrático (PRD) que advertían que esta figura pública no era competente para este importante cargo judicial.

Uno de los que cuestionó fuertemente la aspiración de Solís fue el excontralor Alvin Weeden, quien hoy ve con simpatía la candidatura del exmagistrado del Tribunal Electoral.

Weeden hizo sus declaraciones ante la Comisión de Credenciales de la Asamblea Nacional, cuando se abrió el compás a la ciudadanía para opinar sobre los aspirantes a la Corte Suprema.

En sus argumentos, Weeden dijo que Solís cometió actos ilegales en los cargos públicos que ocupó durante la administración del expresidente Ernesto Pérez Balladares (1994-99), en el que ocupó varios cargos entre estos el de director del Fondo de Inversión Social (FIS).

Sin embargo, esas duras críticas han sido cambiadas por mensajes de elogios por parte de una de las figuras mas prominentes del gobierno de Mireya Moscoso. Según él, Solís hizo bien en sumarse a la nómina de Navarro, ya que tiene más posibilidades que si hubiera seguido por la vía independiente.

Además, consideró que Solís le da fortaleza y agresividad a la campaña del candidato de oposición.