Barroso propone reformas a la Constitución Política

Luego de desempeñarse como periodista de radio en la provincia de Chiriquí, el candidato a la presidencia por la libre postulación Gerardo Barroso asegura que de ganar las elecciones, dará un giro de 180 grados a la administración pública del país, a través de la fórmula pueblo-gobierno.

A tres meses para las elecciones, ¿en qué propuestas centrará su campaña política?

Yo centraré mi campaña en reducir el costo de la canasta básica. Es prioritario darle solución al pueblo, y habrá instrucciones para que los ministros apoyen el agro. Que al agricultor se le subsidie, tanto en lo administrativo como en la logística, para así proporcionar el combustible, las semillas y los otros requerimientos que les permitan tener más alternativas.

Impulsaré la Cadena de Frío, y daré espacio al Instituto de Mercadeo Agropecuario (IMA) para que se encargue de repartir la producción a la ciudadanía; se trata de abaratar los costos y que el panameño tenga mejores precios.

Las últimas encuestas marcan una tendencia irreversible. ¿Podría cambiar el escenario?

Estamos en una situación en la que se ha cocinado un fraude electoral contra los candidatos independientes. Al igual que las encuestas, en el Tribunal Electoral (TE) se están encargando de robar el sueño a los pobres. Erasmo Pinilla y Osman Valdés son unos violadores de la Constitución.

Las reformas electorales quedaron pendientes. ¿Qué propondrá sobre este tema?

En esta campaña ya debemos ir como estamos. De qué vale esto sin una igualdad electoral. El pueblo debe pronunciarse.

¿Estaría de acuerdo con establecer la segunda vuelta electoral?

Se puede implementar, pero hay otras opciones. Todo está en que el pueblo decida. Lo que sí debe hacerse es reformar la Constitución.

¿Propondrá reformas constitucionales o una constituyente?

Tenemos una Constitución de 1972, hay que reformarla y propongo una constituyente paralela.

La conclusión de los trabajos de ampliación del Canal de Panamá será un reto para la próxima administración. ¿Cómo lo evalúa?

Vamos a hacer que no solo los fondos del Canal, sino que todos los ingresos lleguen al panameño. Es hacer que los funcionarios, desde el presidente hasta el secretario, respeten y tomen en cuenta las decisiones del pueblo porque es la ciudadanía quien paga.

Dos nuevos magistrados del Tribunal Electoral (TE) serán nombrados durante el próximo gobierno. ¿Qué figuras deberán ser designadas?

Los magistrados del TE, al igual que los de la Corte Suprema de Justicia y el contralor general de la República, deben ser ratificados a través de un referéndum. Que el pueblo decida cuál es el que tiene el perfil de hacerse llamar magistrado. Pueden ser personas de la sociedad civil, propuestas por el pueblo.

 

¿Que hará para tener gobernabilidad si encuentra una Asamblea dividida?

Nosotros no haríamos en ninguna forma que los diputados respondan a una línea. Ellos son los que crean la balanza. Pero no tendrían los subsidios que utilizan ahora para hacer campaña; deben dedicarse a legislar.

¿Contempla incorporar independientes en su equipo de gobierno o miembros de partidos rivales?

Vamos a trabajar con profesionales probados, tanto de la sociedad civil como de los partidos. No vamos a permitir que entre ese grupito llamado del montón (políticos tradicionales). Que sean probados en integridad y, lo más importante, que tengan esa vocación de trabajar por el pueblo.

En educación, ¿continuará con lo realizado por este gobierno o se trazará nuevos planes?

Debemos ir al son de los tiempos. No podemos permitir que estén desactualizados, y tanto las escuelas como las universidades tendrán toda la tecnología. A su vez, un transporte a precio de pueblo. Impulsaremos la Beca Universal para los universitarios y los laboratorios de primer mundo. Que cuando se gradúen tengan trabajo.

¿Considera cambiar, desaparecer o crear instituciones si llega a gobernar?

Vivimos en organización. Vamos a trabajar con los que se tenga que trabajar, y no con los funcionarios que solo desean estar refrigerados. Hay que hacer que el Estado salga a la calle a resolver situaciones. Exigiremos informes mensuales de sus acciones. Que se olviden de camionetas, todos andarán en pick-up para que el país vea que el gobierno está trabajando por ellos y para ellos.