Avión y helicóptero, lujo en la campaña de J.C. Navarro

Los lujos de la campaña del candidato presidencial del Partido Revolucionario Democrático (PRD), Juan Carlos Navarro, van más allá de la adquisición de un jet para transportarse, sino que también incluye el uso personal de un helicóptero de mayor valor.

Pero Navarro ni el PRD han salido a aclarar si estos gastos fueron hechos con dinero de la campaña o recursos propios del candidato.

Los gastos asumidos por el candidato incluyen la compra de un jet Hawker 700A y el uso de un helicóptero Bell 407, este último valorado en más de 2 millones de dólares y supuestamente vinculado a dos integrantes de una red de narcotraficantes que operaba entre Honduras, México y Guatemala.

Se conoció que Navarro, junto a su socio Iván González habrían adquirido el año pasado el jet Hawker 700A de matrícula N270KA por 350,000 dólares, el cual fue vendido por el empresario Mayor Alfredo Alemán.

Tras ello, Navarro habría invertido una suma importante de dinero para remodelar el interior del jet y cambiar su matrícula a N888GN, que contempla la inicial de su apellido y termina con dos letras del apellido de González.

La matrícula del avión se encuentra a nombre de la empresa Hawker Holdings Corp desde el 19 de julio de 2013.

La información también fue publicada ayer martes por el diario La Estrella de Panamá.

Incluso el primer viaje en el jet lo realizó Navarro e Iván González con destino a Puerto Rico, donde se reunieron con el gobernador de la isla, Alejandro García Padilla, en agosto del año pasado.

Otro de los lujos de la campaña de Navarro es el uso del Bell 407 con matrícula N157MH, aunque se desconoce si fue adquirido por el político o lo tiene alquilado desde el año 2012. El dueño de la aeronave es la empresa Coastal Invesments Inc y también está registrada en Estados Unidos bajo la figura de una sociedad anónima. Fuentes de la campaña de Navarro aseguran que el helicóptero es de uso exclusivo de Navarro, pero desconocen qué tipo de transacción se realizó en este caso.

Sin embargo, publicaciones en internet sostienen que el helicóptero pudo haber sido propiedad de la empresa Aerocentro, de Guillermo Abraham Lozano y Haward Suhr Castellanos, supuestamente vinculados a una red de narcotraficantes en Honduras y con conexiones en México.

Posible malversación de fondos

Para el exmagistrado del Tribunal Electoral (TE), Guillermo Márquez Amado, si los fondos que se recogieron para uso exclusivo de las campañas electorales se destinan a otras cosas, se podría incurrir en malversación de los mismos.

Márquez Amado aclaró que no podría asegurar si Navarro incurrió en esta falta, ya que pudo haber comprado la nave con fondos personales. Pudo haber vendido una finca o no sé cómo lo pudo adquirir de su peculio, dijo.

Entre tanto, Francisco Sánchez Cárdenas, miembro del PRD y quien ha criticado la campaña presidencial de Navarro al señalar que no sube en las encuestas, manifestó que de la compra del jet solo sabe lo que ha leído en los medios de comunicación, y que no podría asegurar que la nave fue comprada con fondos de la campaña, porque la misma pudo haber sido adquirida con fondos propios de Navarro.

Por su parte, el segundo vicepresidente del PRD, Rogelio Paredes, aseguró en su cuenta de Twitter que solo tiene conocimiento de que Navarro tiene dos aeronaves que comparte con la familia. Dudo que Navarro se haya comprado alguna nave con la plata de la campaña, porque no tiene necesidad, además eso es algo que no le incumbe al presidente.

Candidato del PRD le huye a los periodistas en un acto político
Contrario a lo que hace cada vez que aparece en un acto político, el candidato presidencial del PRD, Juan Carlos Navarro, ayer esquivó en todo momento a los periodistas que lo esperaban para cuestionarlo sobre si el jet y el helicóptero que utiliza en su campaña fueron adquiridos con fondos de donaciones o con su propio peculio.
Navarro, quien participó de un acto, donde presentó la propuesta Revolución Educativa, contemplada en su plan de trabajo, a su llegada no se detuvo a responder las interrogantes de los periodistas y una vez culminó su intervención en la actividad, salió de forma rápida para que no lo pudieran abordar.
El político en vez de aclarar las dudas e interrogantes que han surgido en los últimos días en torno a su campaña y los lujos con los que cuenta, se dedicó fue a atacar al gobierno.
El gobierno del cemento gris es el pasado, ahora viene el gobierno de la materia gris, destacó el exalcalde.