Aspirantes presidenciales se suman al Pacto Ético, impulsados por la Iglesia

Jason Morales
[email protected]
Luego de que ayer los 7 candidatos a la presidencia de la República reafirmaron el Pacto Ético Electoral, el compromiso adquirido por estos aspirantes será no demeritar a sus adversarios, sin embargo, la sanción moral que debe aplicarse a quienes infrinjan alguno de los puntos acordados, será una disposición que tendrá que evaluar la sociedad panameña.
Ayer, los candidatos presidenciales José Domingo Arias, Juan Carlos Navarro, Juan Carlos Varela, Genaro López, Juan Jované, Esteban Rodríguez y Gerardo Barroso se unieron al grupo de instituciones y personalidades que han formalizado el acuerdo de paz.
Con la presencia del expresidente de Estados Unidos, Jimmy Carter,  como testigo de honor, los candidatos dijeron avanzar en el proceso democrático, el cual, según el exlíder estadounidense, deberá ser ejemplo para otros países, por la intervención  de la Iglesia.
En este sentido, el abanderado de Cambio Democrático, José Domingo Arias, declaró que en el calor de las pasiones muchos pueden atacar a título personal, pero debe prevalecer el clima de respeto.
“Cada minuto que le dedique a atender una crítica o un bochinche, es un voto menos; a mi equipo les he dicho que no hagan caso a la campaña sucia”, indicó.
Por su parte, el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, explicó que “el Pacto no puede ir más allá de una sanción moral,  y si existen denuncias, “deben llevarse a los estamentos correspondientes, y con sus pruebas, pues no se puede acusar a nadie sin estas”.
“Mucha gente, a veces de forma muy cobarde, se escuda bajo anónimos para ir caldeando el ambiente político y, sobre todo, mancillando la dignidad de muchas personas”, aseveró el arzobispo.
A su vez, Maribel Jaén, vocera de la Comisión de Justicia y Paz, indicó que el Pacto Ético deberá ser   un compromiso que trasciende con los grandes valores morales, y  donde  los ciudadanos vean que  en política se puede jugar limpio.
“Se requieren instituciones sólidas,  que se respeten, y ciudadanos comprometidos. No solo se necesitan ideas y normas, es sentir el compromiso con la gente”, manifestó Jaén.