A la espera de una terminal de transporte que no llega

Adiel Bonilla
[email protected]

El sitio donde convergen las 19 rutas de Colón se  llama Terminal de Transporte Centenario. Pero por lo pequeña que ya ha quedado, el alcalde Dámaso García ironiza con un nuevo nombre: “Terminal de  liliputienses”.

El comunicador Enrique Watts es más enfático: “no parece una terminal, sino un chiquero”. Y el dirigente transportista Gilberto Soto confirma que sendos estudios del Sinaproc y del  Cuerpo de Bomberos han determinado que la estructura, que data de 1986, ya no es apta para dar este  servicio.

_MG_4281Aun así, unas 100 mil personas la utilizan cada día. Solo la ruta Panamá-Colón mueve entre 40,000 y 50,000 usuarios, con pasajes de  $1.65 y  $3.15 en expreso.

Pero  la añeja promesa  de la construcción de una moderna terminal para Colón podría tener el acto de colocación de la primera piedra, antes de que termine la actual administración.

Claro que esto no sería la solución a todos los problemas del  transporte público en esta parte del país.

Por ejemplo, en las noches el servicio es deficiente. Según Gilberto Soto, esto se debe a varios factores, como el mal estado de algunas las calles de las rutas internas, así como a la falta de seguridad. “Malhechores se suben a los buses y roban. Y en la propia terminal, a solo 50 metros, operan pandillas”, advierte  el transportista.

Con respecto a las calles, el alcalde Dámaso García explica que en este Gobierno se han hecho mejoras significativas en las vías, lo que ha disminuido los     tranques en  horas pico, aunque  reconoce que queda mucho por mejorar en el transporte.

De hecho, todos  los  candidatos a alcalde tienen propuestas para  el transporte… (se buscó la opinión del candidato de Cambio Democrático y del independiente Gilberto Mena, pero no se obtuvo respuesta).

Propuestas

Enrique Watts – Molirena

En mi administración voy a insistir en  el derecho que tiene nuestra gente a  una terminal moderna, tal como hay en  David, Santiago y otras ciudades. No es posible que acá sigamos  encasillados en un terreno que hasta el momento no se ha podido definir si es del Estado, del puerto o  del ferrocarril.  Aparte, hay una preocupación que no es de ahora: las 2 concesionarias de  Panamá-Colón, después de las 8:00 p.m., no tienen buses para trasladar a los que  estudian o trabajan en la capital. La gente tiene que sorteársela esperando un bus pirata o tener la suerte de que alguna de las dos concesionarias se digne en llevarlos.

Federico Policani – Partido Panameñista

Dentro de todos los problemas que hay en el transporte, mucho se habla de la terminal, que es una necesidad urgente. Pero la verdad es que ese no es un tema en el que puede intervenir el  municipio, sino  la Gobernación. Por eso lo que yo propongo como alcalde es convertirnos en facilitadores para mejorar la red vial en Colón. Se necesitan con urgencia más estacionamientos públicos, para evitar el desorden en los hombros de las calles y mejorar la fluidez en las vías. El alcalde no puede modificar los parques o vías. Pero sí puede sacar toda la chatarra y autos abandonados que hay en la ciudad, y transformar espacios abandonados en estacionamientos públicos.

Alex Lee – PRD

_MG_4371En el transporte, mi propuesta  es hacer una auditoría general en tanto llegue a la Alcaldía. En Colón hay  muchos cupos asignados, pero no hay la misma cantidad de transportes rodando. Además, los pocos que hay en ciertas  horas no dan el servicio. Para colmo, cuando la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre muestra su intención de dar nuevos cupos, los actuales transportistas se quejan. Con la auditoría que propongo, se sabrá de una vez por todas  cuántos cupos trabajan y cuántos no. Y con respecto a la promesa de una nueva terminal,  continúa ese   forcejeo político que se torna en una especie de soga que siempre se  rompe con el pueblo.

Descargar pdf